>home | inicio
    >textos
    >proyectos
    >net.art
    >contacto 


¿ QUÉ ES EL ART DÉCO ?
Rodrigo Ledesma Gómez*

Universidad de Monterrey

[ segunda parte ]


Calle Frederic Le Play No. 11, París. Arq. A. Fidler, 1927. Fotografía Rodrigo Ledesma. Derechos reservados.

Características del Art Déco


Hablar del término o estilo Art Déco como tal es explicar un conjunto de diferentes manifestaciones estéticas que se dieron cita en la ya citada Exposition Internationale de Arts Décoratifs et Industriels Modernes de 1925 y que fueron conmemoradas en la retrospectiva titulada "Les Annés 25" llevada a cabo en París en el Musée des Arts Décoratifs del 3 de marzo al 16 de mayo de 1966. Además, dichas manifestaciones constituyeron una época de la decoración que inundó todos los ámbitos de la vida cotidiana, desde una lámpara hasta un edificio completo y que alternó con los movimientos de vanguardia. Esa época son los años de entreguerras, los veinte y los treinta, los "años Locos", la "Belle Epoque" que quedaron insertos en la historia del siglo XX y de la decoración como los años del Art Déco.

Mientras que el Art Nouveau se investía con sus sinuosas y serpentinas líneas, en la primera década del siglo XX se empezará a trabajar en el diseño de muebles, aparatos domésticos, transportes y medios de comunicación masiva, como serán los cines y más tarde la radio, utilizando líneas rectas, formas geométricas y compactas. así, el ya mencionado Palais Stoclet de Hoffmann, proyectado en 1905 y terminado en 1911, inauguraría una estilización geométrica en la arquitectura, como más tarde también serían los Ballets Russes de Sergei de Diaghilev (1872-1929) que llenan los teatros Parísinos a partir de 1909, primero el Chatelet y más tarde la misma Opéra, con sus inauditas y coloreadas coreografías trabajadas bajo los diseños geométricos y exóticos de León Bakst (1866-1924).

Así pues, si los primeros catorce años del siglo XX europeo transitaron del Art Nouveau hacia nuevas formas de concebir los diseños, lo cual se vio interrumpido por la I Guerra Mundial, una vez terminada la beligerancia entre las naciones, algunas vanguardias y movimientos artísticos, los talleres artesanales y casas de diseño, las industrias y los productos emanados de ellas, buscarán invadir todos los ámbitos de la vida cotidiana, desde un cubierto de mesa, hasta la edificación de un inmueble.

Caros y extraños, nuevos materiales serían utilizados en los productos que salen de los "ateliers" para cumplir con los deseos de una élite caprichosa: el cromo, metal de color argentino y cristalino, la baquelita, resina sintética y moldeable, y el plástico que por su nobleza matérica podía aplicarse de múltiples maneras. También estaban las exóticas maderas y otros elementos naturales traídos de tierras lejanas que se utilizaban en los muebles y en la confección de atuendos de vestimenta: la madera de amboina traÌda de las Islas Molucas y que recibió dicho nombre por provenir de la capital Ambon o el ébano del estrecho de Macasar en Indonesia; la piel áspera del pez zapa, la concha de tortuga conocida como carey, la piel de serpiente o de tiburón. Todo esto reflejaba las excentricidades a las cuales se acostumbraba esa clase acomodada que a través de objetos lujosos de decoración mostraban su estatus social.

Sin embargo, una sector social más amplio de la población desea consumir también esos nuevos objetos de diseños exclusivos; esa es la razón por la cual la industria produce gran cantidad de productos, copiados o inspirados en los originales que se vendÌan en los selectos almacenes y finas boutiques.

Época de consumo que provoca que los grandes almacenes comerciales sean decorados atractivamente para atraer la atención de los consumidores. Todo esto se esparce y se da a conocer a través de la publicidad, en donde el cartel toma gran importancia.

Y toda esa nueva gama de productos y diseños se verán contagiados por lo geométrico, lo cual se proponía y trabajaba en algunos movimientos artísticos de vanguardia o estaba en relación con las máquinas de la industria. Pero lo geométrico también será tomado por la colección de piezas africanas que tanto Braque como Picasso usaran en el Cubismo, o también de lo egipcio, pues en 1922 Howard Carter exhuma la tumba de Tutankamen y cobra fuerza la maldición de los faraones por la repentina muerte del descubridor y los motivos decorativos del antiguo Egipto se ponen de moda; además, las ruinas teotihuacanas, mayas y objetos de la cultura mexica se vuelven a revalorar sobre todo después del extravío del coronel Fawcett en 1925 en las tierras peruanas de Machu-Pichu y posteriormente la expedición al mando de Peter Fleming en su búsqueda: las culturas prehispánicas sudamericanas y mesoamericanas cobran importancia, así como también los indios Pueblo de los Estados Unidos, inundando los ambientes de la decoración e inclusive de la moda: zigzags, soles radiantes, cactus hiératicos, figuras de perfil, mujeres cleopatrizadas, templos escalonados, atuendos indígenas mesoamericanos e incas, se ritualizan junto con los zigurats mesopotámicos y bailarinas indúes o balinesas que se rescatan del olvido occidental en un intento de voltear hacia culturas exóticas y encantadamente fantásticas.

La era de la máquina y de un mundo industrial provoca la producción a gran escala que da por consecuencia los intercambios comerciales mundiales y los negocios internacionales que se desplazan a la velocidad del ferrocarril o en la comodidad y lujo de los monumentales trasatlánticos. O bien, los recorridos en automóviles descapotados y en aeroplanos que desafían las alturas y más aún después de que el Atlántico fue atravesado sin escalas en 1927 por Charles Lindbergh (1902-1974), consagran el triunfo de la aplastante motorización. Surge la visión "poética" de la máquina, del mundo moderno, mecanizado donde el mito del robot algún día tomará el mando de la civilización.

Los "años Locos" y la "Belle Epoque" europeos se hermanan con los años del Fox-Trot, del Charleston, de la música negra del Jazz, de la crisis del 29, del "New Deale" de los Estados Unidos. Paraninfos de bailes, salas de espectáculos, iluminados con líneas de luz geométricas, ritman con las grandes bandas y orquestas de nuevas cadencias, rápidas, sincopadas e improvisadas que desgarran las enraizadas piezas de vals y hacen vibrar los cuerpos en inéditos bailoteos.

Y mientras Fritz Lang (1890-1976) exhibe un mundo mecanizado y robotizado en Metropolis, 1926, un año más tarde Alan Crossland en The Jazz Singer hace cantar al cine cuando Al Jolson, quien se maquilla como un negro, entona una pieza de jazz.

Tiempos de los veinte y treinta, donde el hombre, el "dandy" de bigote recortado, pelo engomado, vestido con esmoquin, que merodea en clubes y coctailes, frivoliza con cierta naturalidad y pose ante las mujeres de boca menuda, peinadas a la "garzón", con sombreros encasquetados, que usan corsés y hombreras, engalanadas con telas ligeras, de vestidos cortos que muestran las piernas, alcanzando así una expresión de mujer dinámica y flexible, que al igual que el hombre fuma y bebe en la nova vida social.

Todos esto se incorporará con las emisiones del diseño, el arte, la artesanía y la industria europea de la época de entreguerras y es lo que se conocerá más tarde como Art Déco.

Para Paul Maenz, uno de los primeros tratadistas sobre este tema, "El estilo <Art Déco>, como tal, jamás existió. El término aparece por primera vez en 1966 con ocasión de la muestra retrospectiva <Les Annés 25> celebrada en el Musée des Art Décoratifs de París, y que conmemora la última y más alta cota jamás alcanzada por la artesanÌa modernista: la <Exposition Internationale des Arts Décoratifs Modernes> de 1925.
Desde aquella Exposición de 1966, cuantas manifestaciones artísticas se produjeron entre las dos guerras mundiales, o sea, entre 1920 y 1940, quedaron englobadas bajo el común patronÌmco de <Art Déco>. Desde el<Bon Gout> de la Compagnies des Arts Francais, pasando por el <Espirit Nouveau de Le Corbusier, hasta llegar al <Stream-Line Camp> de Chicago. Tan art déco han acabado siendo el hechizo coreográfico del ballet ruso de Diagilev de principios de los años veinte, como la fascinación constructivista del cubismo de finales de siglo o la exaltación arcaizante de los años treinta. Doctrinas estéticas que se confrontaron con fervor casi religioso, se ven ahora condenadas desaprensivamente a compartir un mismo rasero"
. 10

Esta cita del libro de Maenz nos deja en claro qué es lo que se considera Art Déco; sin embargo, hace falta mencionar las características distintivas, para lo cual citaremos a varios autores que explican lo que es el Art Déco.

Xavier Esqueda en su libro Art Déco. Retrato de una época lo explica así:

"El empleo de la línea recta es la principal característica de este estilo, en diferentes combinaciones y principalmente en la de zig-zag... Las curvas aparecen frecuentemente, y el círculo en especial, pero estas líneas se emplean con un sentido geométrico,...La geometría impera en los diseños desde la arquitectura hasta todo aquello diseñable, y notablemente se hace uso de la simetrÌa incluso cuando se estiliza la figura humana.
El exágono y especialmente el octágono son las figuras geométricas de más uso...
El colorido participa audazmente en los textiles, cerámica y materiales tales como la baquelita y el plástico en los que se hace la imitación de jade, ámbar, etc., también en la decoración de interiores y en el recubrimiento de exteriores, que en ocasiones van ascendiendo sugerentemente hasta la cúspide de los rascacielos.
La obsesión del art deco por el diseño es latente hasta en los más minimos detalles de la construcción, y en algunos casos de la arquitectura se pone más atención en el efecto decorativo que en la estructura en sí...
De los elementos más representativos en este sentido podemos citar por ejemplo la fuente, plasmada en bajorrelieves, en herrería, en vitrales, gráfica, lámparas, etc., o bien la fuente misma como elemento del diseño arquitectónico en edificios, jardines y parques. Las descargas eléctricas sintetizadas, solas o en repeticiones constantes aparecen para formar un diseño que igualmente se encuentra en muchísimos elementos. De la flora y de la fauna se escogen ciertos ejemplares...: las gacelas y los galgos que por su ligereza y elegancia de movimiento y línea son ad-hoc para el estilo...los elefantes, osos, palomas, peces y especialmente las panteras y las garzas... Los diseños florales y botánicos se hacen por la facilidad de la estilización geométrica y los girasoles aparecen triunfantes rodeados de helechos simétricos, o bien se utilizan las palmeras y los cactus que dan idea de un exotismo remoto. Cuando la figura humana aparece sobre todo en la estatuaria, relieves, objetos decorativos, arte-objeto o en la escultura en sí, se hace representar con dinamismo: la figura masculina es representada por titanes, atletas, obreros, etc. En cuanto a la figura femenina por estilización de líneas y actitud, diferente a la fragilidad con que el art nouveau representó a la mujer, nos hace pensar en la emancipación femenina del presente. El sol con sus rayos geométricos, en medio de colores con sentido étnico, viene a ser con frecuencia el centro decorativo, así como en las culturas arcaicas era el centro de adoración religiosa. Las nubes trazadas con curvas rígidas, son un elemento decorativo, asimismo las repetidas ondulaciones, representan el agua que fluye o que vierten las estilizadas fuentes.
Los materiales empleados en este arte son de gran solidez y pureza como el concreto, vidrio, bronce, mármoles de diferentes colores y procedencias, aluminio, estaño, etc...
Los edificios, los rascacielos son construidos y decorados de tal manera que al situarse frente a ellos, se recibe más la impresión de estar bajo enormes templos,...
En resumen, el art deco, por consiguiente, se caracteriza por su afán decorativo, aun en aquellos casos en que su diseño es llevado a su mÌnima expresión, siempre y cuando contenga alguna de las condiciones antes mencionadas...Por lo tanto el art deco termina cuando se elimina la intención decorativa y obviamente no se encuentra ninguna de sus características"
.11

Como rasgos distintivos del Art Déco, Eva Weber cita lo siguiente:

"Una de las características más reconocibles del estilo Art Decó fue la riqueza ornamental de las superficies en el exteríor de los edificios, repetida en sus instalaciones en el interíor. Los motivos con formas precisas comprendÌan zigzags, triángulos, rayas, círculos segmentados y espirales, mientras entre los motivos naturalistas se encontraban flores, árboles, frondas, fuentes, gacelas, pájaros, nubes y amaneceres estilizados. La imaginerÌa astrológica, junto con personificaciones idealizadas de fuerzas naturales y tecnológicas, era también usual. Fueron representativos de la era de la máquina su dinamismo los rayos, los aeroplanos, las locomotoras, los trasatlánticos, los automóviles, los rascacielos y los puentes. La imaginerÌa de la era de la máquina se extendió también a las cúspides de los edificios, que con frecuencia estaban coronadas con mástiles futuristas o pretiles con aletas. Llena de aspiraciones y optimismo, la imaginerÌa Art Déco ilustraba el lugar del hombre en el cosmos y su seguro control de las máquinas que había de desembocar en el amanecer de una nueva era". 12

Dentro del Art Déco hay dos períodos que corresponden a dos líneas estéticas del estilo: el Zigzag y el Stream Line.

El primero va de 1920 a 1929, se dio mayormente en Europa y fue el que se basó más en las referencias de las culturas pasadas que se pusieron de moda por descubrimientos arqueológicos, Egipto, Mesopotamia, Mesoamérica, la cultura Inca, o que se rescataron del olvido y del desinterés occidental, tal como sucedió con las piezas africanas y algunas mismas culturas europeas antiguas, o bien las extrañas y lejanas sociedades orientales. Resalta en su decoración los triángulos encadenados y superpuestos y líneas y composiciones geométricas en movimiento.

El segundo tuvo su auge de 1930 a 1939, se desarrolló más en Estados Unidos y representa la era de la recuperación económica después del "crack" bursátil del 29. Hombres fuertes y desnudos quienes controlan máquinas de diversa índole y vislumbran un futuro prometedor tecnológico adornan paneles y los principales motivos decorativos son las líneas curvas aerodinámicas, de aquí su nombre, líneas horizontales aplicadas o también abstracciones de la velocidad.

Enrique de Anda explica las características de ambos períodos de la siguiente forma:
"Del tiempo del Zigzag son, dentro del género de los trabajos de pequeño formato: la joyería, el mobiliario y los diseños textiles, las composiciones cuyo principio estructural se apoya en las seríaciones lineales, siempre dispuestas en un solo plano y en las cuales, como ya quedó señalado, se trabaja con el principio de inducir ópticamente la idea de movimiento. Esta misma condición se advierte con mayor vigor sobre todo en los trabajos de herrería aplicados a la arquitectura. En el caso de Europa, y ante un número menor de edificios de este estilo en América Latina y Estados Unidos, los trabajos metálicos se concentraron en puertas de acceso a edificios y, más aún, en detalles internos como las celosías. Por otra parte, desde mediados de la década de los años veinte, la arquitectura déco del continente americano fue mucho más prolija no sólo en la incorporación integral de herrerías en ventanas, puertas y barandales, sino en la concepción total del edificio. Baste revisar las construcciones mexicanas del período para advertir que fueron pensadas con un sentido más integral de la forma y el volumen.

El período Stream Line, aunque presenta ejemplos de calidad en Europa, sobre todo en Inglaterra, está íntimamente vinculado con los Estados Unidos y tuvo repercusiones importantes en México...En la Norteamérica de los años treinta, la Stream Line y el New Deal fueron un binomio que se propuso restaurar liderazgos perdidos en Wall Street a partir del crack de 1929. Es por ello que el diseño Stream Line avanzó rápidamente en la integración del concepto "parecer ser"... la temática antropomorfa de la Stream Line se orienta hacia la representación del hombre vigoroso, con el torso desnudo, dominando a la máquina, cuya imagen aparece en murales policromos y en relieves adosados a la arquitectura. También se alude a la mitología grecorromana de la cual Ícaro en su acepción triunfante es uno de los personajes más solicitados. Se trata del hombre alado, con la fuerza y la confianza necesarias ya no sólo para desafiar a los elementos, sino para vencerlos, porque ahora cuenta con el apoyo de la máquina...El talismán de la máquina tiene la virtud de convertir en moderno todo lo que se diseñe, partiendo del concepto plástico que cada diseñador tenga de la "idea" de máquina... casos típicos en la arquitectura son: las tabletas horizontales seríadas que rematan contra placas verticales, los revestimientos metálicos de las columnas y el clásico capitel de la época, consistente en un enorme plato que no alcanza a tocar la cubierta, pero que deja que la luz que emana de su interíor se desborde sobre el plafón". 13

Además de las variantes del Zigzag y el Stream Line, en Estados Unidos hubo dos tipos más del Art Déco que queremos mencionar debido al influjo que tuvieron en México.

Una es el Pueblo Deco que se dio en los estados de Arizona, Nuevo México y el occidente de Texas, lugares donde habitan los grupos étnicos amerindios conocidos como Indios Pueblo. Referencias artesanales de los Hopi y Navajos, así como los vaqueros y los cactus desérticos de Texas, se mezclan en las decoraciones aplicadas en la arquitectura neocolonial de tipo californiano.

La otra es el Tropical Deco, la cual tuvo su desarrollo en la Florida y en algunas playas de California; principalmente, fue en el distrito de Old Miami Beach donde más se consolidó. Con alusiones marítimas e interpretaciones naturalistas, quebradizos zigzags y colores suaves, se edificaron hoteles y apartamentos que constituyeron esta variante del Déco.

Estos estilos los explicaremos con más detalle en el siguiente punto sobre la arquitectura Déco, pues tuvieron sus manifestaciones en casas y edificios.

Entonces, para una síntesis distintiva del Art Déco, el mismo Xavier Esqueda en el trabajo Una puerta al Art Deco compendia claramente los elementos formales de este estilo:
"Las líneas sueltas y ondulantes del Art Nouveau se convierten en rectas y curvas rígidas con sentido puramente geométrico y muchas veces simétrico: los torcidos liríos y pavorreales dejan su lugar a formas de un exotismo más remoto, como las garzas, las palmeras y los cactus. El humo que parece salir de una pipa de opio es ahora el humo de las fábricas, de las locomotoras, de los trasatlánticos, de los aviones, de los automóviles y, en general, el humo devastador del progreso técnico. El cine es un nuevo arte y las estrellas "latinas" Lupe Vélez y Dolores del río, son símbolo de exquisitez o misterio, mientras que King Kong aparece detrás de una pirámide azteca.

"La energía se transforma en el motivo principal del
ART DECO. El Sol, con sus rayos geométricos es el centro decorativo entre una gama de colores con sentido étnico, como en las culturas arcaicas era el centro de adoración religiosa. Las líneas rectas en zig zag son un elemento no solamente decorativo, sino simbólico del rayo o la energía. Las repetidas curvas geométricas ondulantes representan el agua que vierten las fuentes estilizadas, incorporadas a la arquitectura o que simplemente se plasma como bajo relieve en paredes, lámparas, vitrales, etc.
Los cactus se reproducen en metales o en piedra y al natural forman parte principal de la decoración. La figura humana es de vital importancia en la símbología, especialmente el hombre representado por titanes, obreros, atletas y demás pretendidos exponentes de la fuerza de nuestro siglo. La figura femenina aparece, ya no con la fragilidad de la mujer del Art Nouveau, sino con una fuerza que hace pensar en la emancipación de la mujer del Siglo XX.
Los materiales de que se vale son de gran solidez y pureza: concreto, mármoles de diferentes colores y procedencias, vidrío, cristal y metales como el acero, aluminio y bronce".
14
Como un sumario, daremos una serie de características generales que nos describen al Art Déco y que fueron utilizadas tanto en decoración, como en arquitectura; éstas nos ayudarán a identificar este estilo, además de que las aplicaremos en las descripcionesde los edificios propuestos a estudiar.

En primer lugar diremos que el Art Déco se basa principalmente en la geometría imperante del cubo, la esfera y la línea recta, además de los imprescindibles zigzags; conjuntos horizontales y verticales de líneas rectas, o bien perpendiculares combinadas con medias circunferencias y circunferencias enteras, además de los exágonos y los octágonos.

Soles con rayos luminosos radiantes, nubes trazadas rígidamente, ondulaciones que buscan representar fluidos acuáticos son algunas de las abstracciones que se hacen de la naturaleza.

Animales como las gacelas, los galgos y las panteras son utilizados junto con aves como las palomas y las garzas por su referencia con la velocidad.

Dentro de los elementos fitomorfos más utilizados están las flores trabajadas con delineaciones geométricas, así como los cactus y las palmeras.

Imágenes de fuentes congeladas y en forma ascendente son una constante del Déco que tanto se utilizarán en objetos de decoración, como en la arquitectura.

Nuevos materiales industriales se ponen de moda: el cromo, la baquelita y el plástico; naturales, piel de zapa, de tiburón y el carey; maderas traídas de lejanas tierras como el ambón, el ébano y el palisandro.

Los motivos de las culturas prehispánicas americanas como lo mexica o azteca, lo maya, lo inca sirven de inspiración tanto a decoradores como a arquitectos; lo mismo sucedió con los descubrimientos arqueológicos de lo egipcio y lo mesopotámico, así como con los objetos africanos, vikingos, hindúes y de los indios Pueblo.

Dentro de la arquitectura (que la explicaremos más detalladamente en el siguiente punto), además de las formas geométricas que ya mencionamos, se recurre a remates terminados escalonadamente y con proas marÌtimas que sostienen mástiles que sirven como astas; arcos y puertas ochavadas y lujosos materiales como el mármol, el granito y el aluminio consuman el aparato decorativo.

La máquina simboliza una nueva era de la mecanización: automóviles, locomotoras, barcos, aviones, representan el triunfo del dominio de la locomoción y la velocidad. Los aparatos electrodomésticos que facilitan las labores hogareÒas son diseÒados bajo los mismos ideales mecánicos y de progreso. Y la avasalladora energÌa eléctrica es interpretada con líneas resquebrajadas que se enmarcan en paneles o bien en las herrerÌas de puertas, ventanas y rejas.

Finalmente la figura humana de hombres gimnastas, talantes, obreros, habitantes de las urbes, con traje y pelo engomado, que someten al mundo moderno mecanizado, se emparejan con mujeres resueltas que participan en la producción económica, vistiendo una moda más atrevida, con el pelo corto a la ìgarzónî, que fuman y participan en cócteles, denotando su liberación. Ambos también aparecen con el torso desnudo o desvestidos completamente, con hercúleos cuerpos, o en posturas circulares y vertiginosos saltos, los cuales connotan la impetuosidad del siglo XX. Los humanos alados se recrean en los ambientes aéreos en franca competencia con la paulatina conquista del espacio.

Todos estos elementos descritos nos hablan de manifestaciones que buscaban ante todo la decoración, por lo cual es importante aclarar que no sólo se produjo Art Déco en los años de entreguerras, pues hubo diferentes caminos y búsquedas artísticas a la par y que algunas de ellas influenciaron o tomaron parte del Déco.

Por lo tanto, el Art Déco ante todo buscó la decoración por encima de la funcionalidad.

Pero si nos preguntamos: ¿qué es el Art Déco?, ¿cómo lo podríamos definir?, veamos lo que han dicho algunos de los especialistas sobre el tema, además de los ya expuestos, la forma en cómo se acercan al concepto.

Alastair Duncan, en la Enciclopedia of Art Deco lo explica así:

"No es fácil definir las principales características del Art Deco, porque el estilo atrajo una multitud de diversas y, con frecuencia, contradictorias influencias. Muchas de ellas vinieron de los estilos pictóricos de vanguardia de los tempranos años del siglo, como el Cubismo, el Constructivismo Ruso y el Futurismo Italiano -abstracción, distorsión y simplificación- todos evidentes en las artes vernáculas decorativas Art Deco. Pero estos no fueron todos: una examen del repertorio de motivos estandarizados del estilo tales como -racimos de flores estilizadas, jóvenes doncellas, geométricos y ubicuos frutos- revelan influencias del mundo de la alta moda, de Egipto, el Oriente, la África tribal y de los Ballets Rusos de Diaghilev. A partir de 1925 el creciente impacto de la máquina puede ser discernido en repetidas y superpuestas imágenes, o más tarde, en los treinta, por formas modernizadas derivadas de principios aerodinámicos. Todo esto resultó en una elevada amalgama de complejas influencias artísticas, descritas desafiantemente por una simple frase, el término Art Déco".15

En el libro ART DECO. Flights of Artistic Fancy Susan Sternau describe al Art Déco del subsiguiente modo:

"Desarrollado en París y más tarde fomentado en Hollywood como el estilo de las estrellas, el Art Deco hizo la transición, en unos pocos años, de un primarío estilo francés a un universalmente entendido símbolo del glamour. Art Deco, es un conveniente término usado para describir arte decorativo en el período entre las dos guerras mundiales, y refiere a un estilo que es clásico, simétrico y rectilíneo. Como movimiento se desarrolló durante los años 1908 a 1912 y alcanzó un alto punto de 1925 a 1935. Este estilo fue el producto de influencias tan diversas como el Art Nouveau, Cubismo, el Bauhaus y el arte de Egipto, el Oriente, "Africa y las Américas". 16
Sobre una ubicación en la época en que se desarrolló, pero sin dar las características que lo distinguen, ya que lo hace en varias páginas, Sara Morgan en Art Deco the European Style manifiesta:

"Art Deco es un movimiento no definido claramente: el término cubre un periodo en la historia de las artes decorativas (incluyendo una parte de las bellas artes), como un estilo el cual se desarrolló justamente antes de la I Guerra Mundial y que terminó en la década de los treinta, aunque no exactamente en la misma forma.
El Art Deco empezó específicamente como una creación francesa e inclusive parisina y esencialmente permaneciendo como un estilo francés. Inclusive muchos diseñadores esparcidos por Europa fueron influenciados por el diseño francés y trabajaron en el mismo, o un similar, idioma... Importantes variantes del Art Decó fueron producidas en otros países además de Francia, aunque algunos creadores basaron sus diseños con menos influencia del estilo francés, produjeron trabajos que captaron el mismo espíritu".
17
Ante la dificultad de definir al Art Deco, Bevis Hillier y Stephen Escritt en Art Deco Style lanzan una pregunta para introducirse al tema: Art Deco: ¿Un estilo total?, y para responderla advierten que:

"Un libro acerca de un estilo debería empezar con una definición, desafortunadamente las definiciones sobre Art Deco tienden a ser demasiado simplistas o desconcertantemente complejas", por lo que para allegarse al concepto lo explican a través de prototipos: "El Art Deco nunca tuvo un conjunto de reglas que sirvan como un banco de marcas para su interpretación, así es que de muchas maneras la mejor ruta para definir es a través de ejemplos". Continúan comentado que para apreciar el estilo, se referirán a "...los objetos que son los iconos del Art Deco. En arquitectura se podría citar ya sea el Edificio Chrysler en Manhattan o la fábrica Hoover en el oeste de Londres; en términos de mobiliarío, quizás un lujoso armario aconchado del taller del fabricante francés Emile-Jacques Ruhlmann, o una aerodinámica silla del diseñador californiano Kem Weber; en la casa un radio de baquelita producido en serie, o un juego de té Vogue de Shelley; en la calle, un cartel del ferrocarril hecho por Cassandre. Cada uno de estos objetos en su momento pueden ser vistos como la encarnación del Art Deco: los siete son decorativos y modernos, empleando un amplio vocabulario de angulosas ves [de la letra v] invertidas o curvas refinadas, estilizadas representaciones y patrones cubistas o futuristas formas aerodinámicas".18

Debido a la complejidad por puntualizar más certeramente lo qué es el Art Déco, Teresa Ortega-Coca en su libro Eduardo García Benito y el Art-Déco, además de ubicar en el siglo XX, como otros autores, al estilo en cuestión, da un juicio aproximativo para tratar de delimitar lo que es:

"En su acercamiento no definitivo, sino aproximado a la definición de art-déco, diremos que alude principalmente más a un aspecto histórico-testimonial, que a unos rasgos determinados en formas. sería el arte que de por sí es capaz de evocar el carácter del periodo en el que aparece, que fue llamado de entreguerras (la primera y la segunda mundial)...
Intentando una definición, que exponemos únicamente con carácter provisional, se podría decir que el art-déco es el arte que con sentido testimonial tuvo lugar en Europa durante el decenio 1920-1930, que empalmó con los motivos decorativos del modernismo anteríor a la primera Guerra Europea, desnaturalizándolos, y que después de congelar y estirar, enfáticamente, pero con intención funcional las curvas húmedas y la raÌces del modernismo en rectas racionalistas, registrará su mayor apogeo".
19

Entonces, como podemos apreciar al menos en estos tratadistas definir al Art Déco no es una solución sencilla, ya que no conformó un grupo de asociados que bajo un ideal o propuesta estética se hallan reunido para procrear un cierto estilo, sino que fueron una serie de movimientos, corrientes, talleres y que desembocaron en una cierta época, conllevando elementos compositivos que los distinguen dentro de un tratamiento estilístico.

Así pues, por nuestra parte, si queremos aproximarnos al termino Art Déco, proponemos interpretarlo de la siguiente manera:

Art Déco es un conjunto de diversos manifestaciones artísticas que convergieron entre las décadas de los años veinte y treinta en Europa y Estados Unidos, principalmente, así como en otros países, exaltando el gusto por la decoración, a través de diseños, en muchas ocasiones exóticos, que subliman lo geométrico, lo cúbico y lo aerodinámico, en contraposición de la delicadeza curvilínea y serpenteante de Art Nouveau y sus diferentes acepciones.


NOTAS:

1. Xavier Esqueda, El Art Déco. Retrato de una época, p. 64.

2. Ibidem, p. 65.

3. Xavier Esqueda, Op. Cit., p. 66.

4. Alastair Duncan, Muebles Art Déco, p. 14.

5. Eva Weber, Art Decó, p. 9.

6. Vittorio De Feo, Op. Cit., p. 53.

7. Xavier Esqueda, Op. Cit., p. 68.

8. Ibidem.

9. Paul Maenz, Op. Cit., pp. 140-141.

10. Ibidem, pp. 10-11.

11. Xavier Esqueda, Op. Cit., pp. 14 y 16.

12. Eva Weber, Op. Cit., pp. 28-29.

13. Enrique X. De Anda AlanÌs, "El Art Déco: Formas y Razones", en Art Déco. Un país nacionalista, un México cosmopolita, pp. 54-55.

14. Xavier Esqueda, Una puerta al Art Deco, pp. 11 y 13.

15. Alastair Duncan, Encyclopedia of Art Deco, p. 6.

16. Susan Sternau, ART DECO. Flights of Artistic, p. 4.

17. Sara Morgan, Art Deco the Eurepean Style, p. 8.

18. Bevis Hillier y Stephen Escritt, Art Deco Style, p. 19.

19. Teresa Ortega-Coca, Eduardo García Benito y el Art Déco, pp. 62, 66 y 68.


BIBLIOGRAFÍA:

DE FEO, Vittorío.
La arquitectura en la U.R.S.S., 1917-1936. Madrid, Alianza Editorial, 1979.

DUNCAN, Alastair (ed).
Encyclopedia of Art Deco. Londres, Quantum Books, 1988.

MUEBLES ART D…CO. Barcelona, Stylos, 1986.

ESQUEDA, Xavier.
El Art Déco. Retrato de una época. México, U.N.A.M., Centro de Investigación y Servicios Museológicos, 1986.

Una puerta al Art Deco. México, U.N.A.M., Centro de Investigación y Servicios Museológicos, 1980.

HILLIER, Bevis; Stephen Escritt.
Art Deco Style. Londres, Phaidon Press Ltd, 1977.

MAENZ, Paul.
Art Déco: 1920-1940. Barcelona, Gustavo Gili, 1974, colecc. Comunicación Visual.

MORGAN, Sarah.
Art Deco: the european style. Greenwich, CT, Dorset Press, 1990.

MUSEO NACIONAL DE ARTE.
Art Déco. Un país nacionalista, un México cosmopolita. México, Instituto Nacional de Bellas Artes, 1997 1™., edición, 1998 1™., reimpresión.

ORTEGA-COCA, Teresa.
Eduardo GarcÌa Benito y el Art-Déco. Valladolid, Ayuntamiento de Valladolid, Fundación Municipal de Cultura y Diputación de Valladolid, 1999.

STERNAU, Susan A.
ART DECO. Flights of artistic fancy. Nueva York, Smithmark, 1997.

WEBER, Eva.
Art Déco. Madrid, Lisba, 1993.

*Rodrigo Ledesma Gómez.

Maestro Asociado de Tiempo Completo del Departamento de Humanidades de la Universidad de Monterrey. Historiador del Arte, imparte los cursos de Arte Mexicano Virreinal y Arte Mexicano Moderno.

Comentarios al autor.


Laberintos 2000-2009© Derechos Reservados, propiedad de Rodrigo Ledesma Gómez.
Prohíbida su reproducción total o parcial sin el permiso por escrito del autor.